¿Por qué un Indie gano el mejor juego en 2018?

Los detractores a los videojuegos independientes suelen argumentar su rechazo a la carencia de grandes efectos visuales, esto también le suman un prejuicio ante el precio y la duración, de un juego Indie, asumiendo ellos, que un juego costoso significa siempre una mejor experiencia.  Para mí, todo esto es relativo y a veces todo lo contrario.

En la actual industria de los videojuegos, la llamada escena “Indie” goza de un gran momento desde algunos años. Aún Con vicios como la saturación de lanzamiento o la constante repetición de mecánicas clásicas, los juegos independientes aportan hoy en día propuestas frescas por un precio y una duración más justa; Y es que, los estudios “indie” se toman libertades creativas distintas a la de los grandes productores de juegos triple A. Como ocurre en el cine, las películas independientes suelen ser generalmente las propuestas más creativas arriesgadas; Al no tener imposiciones de estilo, ni condicionamientos comerciales exigidos por agencias, los desarrolladores de juegos independientes se permiten innovar libremente bajo ciertas limitantes como el presupuesto limitado o equipos mínimos.

Nuevas mecánicas y propuestas visuales artísticas, definitivamente son un oasis para quienes buscamos alternar entre la diversidad géneros existentes actualmente en la industria.

Ahora bien, esto no asegura que todo juego indie sea bueno y original como propuesta. Pero sin duda, los indies exitosos como Fez, Child of Light o Bastion, son experiencias alternativas en tiempos donde se estila llevar de la mano al jugador, explicando a cada paso (tutoriales) y limitando su libertad de decisión. Lo cual viene siendo todo lo opuesto en la propuesto por el vídeo juego independiente ganador del Bafta llamado “What remains Edith Finch”.

En “What Remains Edith Finch” jugamos desde una perspectiva de primera persona, de total libertad, al mejor estilo del clásico “Myst” nos ubicamos dentro una casa antigua, visitamos las historias íntimas y pasadas de los miembros de la misteriosa familia Finch, una aventura gráfica fascinate, oscura, de rol personal y surrealista dentro de historia de cada uno de los personajes.

En mi opinión, los BAFTA premian de manera más justa, en la edición de 2018 fueron muchos los merecidos ganadores en otras categorías, muchos de ellos famosos y de altos presupuestos, pero el jurado decidió premiar al juego del año a una aventura Gráfica, con una historia muy potente y de bajo presupuesto.

What Remains of Edith Finch is a story about family, the nature of life, and the unknowability of mortality. Gita Jackson